diumenge, 14 de desembre de 2014

Para tener hogares palestinos: Un recorrido a los diferentes significados de las bodas.

Este escrito pretende investigar a través, del ejercicio comparativo entre películas, los múltiples significados que se le otorgan a la ceremonia de la boda y por consiguiente, el resultado de esta: el matrimonio y la familia. En primera instancia, el estudio busca examinar la importancia de la ceremonia desde las perspectivas del patriarcado y las comunidades musulmanas en la diáspora;  para esto se utilizarán las películas Gengen die Wand  (Head On) y Ae Fond Kiss.  Por medio de las bodas presentadas y las diferentes tramas que acompañan las películas, como bien explica el párrafo anterior, se investigarán los conceptos que desarrollan múltiples identidades en los distintos sujetos como: el género, la comunidad y la nación. Por último, con las películas Wedding in Galilee y Rana’s Wedding se analizará la tradición de la boda como un acto político de resistencia que surge en el nacionalismo palestino ante la invasión israelita.

            La revisión de literatura hace un recorrido por varios artículos que trabajan como tema principal “las bodas”.  Este ejercicio se produjo con el propósito de buscar pistas que dieran luz sobre el significado de “las bodas”.  De manera breve,  para dar cuerpo a lo que serán los conceptos de los cuales se analizaran las películas: Gengen die Wand, Ae Fond Kiss, Wedding in Galilee y Rana’s Wedding.   Se puede apreciar que las bodas están comprendidas por múltiples funciones y significados. Ahora bien, pueden tener sus particularidades según los distintos contextos en que se celebran: históricos, espaciales, políticos, económicos y sociales.

       Por medio de la revisión de literatura, se pudo apreciar las funciones, significados e interpretaciones que tienen las bodas en los diferentes contextos: Japón, Indonesia, Palestina y la Diáspora. Los artículos sobre las “bodas comerciales” y las “bodas de capilla” en Japón discuten nociones económicas parecidas con las “bodas grupales” y las “bodas post-Oslo”. Otras nociones que utilizan estas lecturas figuran las bodas como ocasiones para la producción de las identidades: culturales, nacionales, de clase y de género. Por un lado, las “bodas comerciales” y las “bodas de capilla” japonesas, y junto a las “bodas post-Oslo” en Palestina fueron eventos utilizados para mostrar el individualismo y la distinción, y desarrollar identidades individuales adscritas a las clases medias y burguesas.  Las “bodas comerciales” y las “bodas de capilla” que ocurren en Japón pueden significar actos de resistencias al nacionalismo cultural japonés engendrado en las décadas del 1970 y 1980.
Por otra parte, la investigación en Indonesia aporta múltiples interpretaciones sobre las funciones y significados de las ceremonias de la boda. El estudio indica que las ceremonias tienen los siguientes propósitos: desarrollar diferentes modelos de hogares; construir identidades de género; pueden ser percibidas como actos que reafirman o resisten la hegemonía a la vez; son un lugar de conflictos culturales y políticos que afectan la forma de usar los recursos y el sustento; y fomentan vínculos y parentescos para la subsistencia. De forma similar, las lecturas que contienen las “bodas políticas palestinas”, “las bodas grupales palestinas” y “las bodas de las diáspora” visualizan la boda como: ocasión para la reproducción de la familia y la nación; núcleo para la representación y producción de identidades de afinidad; vínculos de apoyo; formas creativas de resistencia cultural y política; reafirmación de los roles de género y el nacionalismo; definir la identidad de la comunidad palestina.

En su artículo, Nadia Yaqub cita una serie de lecturas antropológicas que han demostrado el importante trabajo cultural y social que ocurre en las bodas. Estas poseen una gran importancia  debido a que construyen las identidades de los sujetos basadas en los géneros de la masculinidad y la feminidad. Al mismo tiempo, las bodas pueden ejercer la definición de los límites y la extensión de las comunidades. De esta forma, la ceremonia juega un papel importante en la construcción de las identidades de afinidad abstractas. Por ejemplo, la identidad nacional. Las identidades de afinidad se pueden lograr por medio de las relaciones familiares y vínculos íntimos imaginarios entre los  presentes en las bodas, que se extienden hacia los grupos étnicos y nacionales.  Incluso,  las bodas proveen en contexto por el cual los estados pueden controlar a sus ciudadanos y estos últimos pueden cuestionar y resistir sus gobiernos.

 La autora examina el papel de la boda en tres películas palestinas: Wedding in Galilee, Rana’s Wedding y Paradise Now. La autora describe la forma en que Michel Khleifi y Hany Abu-Assad,  directores de estas películas,  emplean el poder de la boda para construir las identidades palestinas de acuerdo al: género, comunidad, etnia, y nación. Además,  discute  que la boda se percibe como un lugar para el control y la resistencia. El poder de la boda reside en que es la intersección entre los dominios de lo público y lo privado, Yaqub demuestra la forma en que ambos directores exploran y representan la relación interlocutoria entre la cultura y la política en las historias que relatan y desarrollan.

Como muy bien explica Yaqub, las bodas tienen un elemento de versatilidad porque quedan en el medio de la esfera pública y la esfera privada. Por una parte, las bodas son el acto de codificar y legitimizar las uniones sexuales de una pareja para la comunidad y el estado. Al mismo tiempo son representaciones de identidades para los novios y los invitados. La mayoría del tiempo se llevan a cabo en espacios comunales (las iglesias, los salones privados y al aire libre) e involucran anuncios públicos visuales y con sonidos de su representación (la proclamación, las campanas de la iglesia, la música,  los bailes y la procesión de las personas). Al invitar al público, de este modo, las bodas publican la relación más intima entre dos personas a la esfera privada.

A diferencia de Gengen die Wand, Ae Fond Kiss culmina con un final feliz para la pareja de enamorados. Sin embargo, la honra del padre de Casim fue destruida por los actos de su hijo. En ambas películas la figura del patriarca necesita que sus hijos/as contraigan matrimonio con  personas de su misma etnia. El patriarcado junto a la cultura, necesitan que las unidades domésticas estén constituidas por hombres y mujeres que tengan las mismas creencias y valores sociales.  Las bodas y por consiguiente, el matrimonio y la familia, que surgen del mismo, son percibidos como el lugar para la socialización de los valores morales y políticos, y las creencias religiosas, etc.  La relación íntima entre personas de ambos sexos cuando madura, se convierte en el núcleo que conserva las costumbres, el orden y la continuación de tradiciones específicas.

            Cuando se comparan ambos casos,  la relación de Sibel y Cahit, y  la de Casim y Roisin se puede apreciar diferentes matices.  Cahit y Sibel se pueden casar porque ambos son turcos, tendrán un hogar turco e hijos turcos que continuarán las tradiciones y las costumbres turcas. Sin embargo, Sibel y Cahit tienen una relación disfuncional y mientras quede en el plano privado esto no es un problema.  Casim y Roisin tendrían un hogar alterno con costumbres, tradiciones y valores que tendrían que ser negociados. Al desarrollar la relación a partir del amor negociado y la mismidad, de alguna manera, Casim y Roisin transgredirían al patriarcado y su acompañante, el amor romántico.
                    
Las películas Wedding in Galilee y Rana’s Wedding ofrecen una imagen de las bodas palestinas en distintos contextos históricos. Aunque, ambas películas tratan sobre el tema de las bodas estas utilizan el concepto de manera diferente. Por un lado, Wedding in Galilee crea una estampa de lo que se considera una “boda tradicional palestina”. Sin embargo, esta fracasa al tener de espectadores las autoridades israelitas en el ámbito del interior donde se produce la cultura y con esta la identidad nacional y la de género. Esta intromisión de los militares, lo que hizo fue visibilizar las rupturas y las debilidades dentro de dicha comunidad. En algún momento, la película da la posibilidad de esperanza entre palestinos e israelitas pero, es rápidamente cancelada. La reconciliación no es posible entre ambas partes, esa imagen sustituida por los múltiples fracasos. En esta película la boda fungió como metáfora del fracaso del patriarcado, el estado-nación y la comunidad Palestina.

No obstante, Rana’s Wedding presenta un panorama alentador en cuanto a las bodas palestinas. Esta película exhibe las dificultades por las cuales atraviesa el pueblo palestino, sin embargo, estas no son lo suficientes como para detener a Rana en su objetivo de formar un hogar y quedarse a vivir en Palestina. Sin lugar a duda, muestra a la boda como la representación un lugar de resistencia. Por medio de esta, los participantes quieren hacer visible su cultura y tradiciones al Otro para llevar el mensaje político de que existen y que seguirán reproduciéndose con la esperanza de crear las futuras resistencias.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.